Sagitario A

Los astrónomos han observado la mayor llamarada de rayos X jamás detectada proveniente del agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Este evento, detectado por el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA, plantea preguntas sobre el comportamiento de este gigante agujero negro y su entorno.

El agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, llamado Sagitario A*, o Sgr A*, se estima que contiene unos 4,5 millones de veces la masa de nuestro sol. Los astrónomos hicieron el descubrimiento inesperado durante el uso del Chandra para observar cómo Sgr A* reaccionaría a una nube cercana de gas conocida como G2.

“Desafortunadamente, la nube de gas G2 no produjo los fuegos estelares que esperábamos cuando llegó cerca de Sgr A*”, dijo el investigador principal, Daryl Haggard del Amherst College en Massachusetts. “Sin embargo, la naturaleza a menudo nos sorprende y vimos otra cosa que fue realmente emocionante.”

El 14 de septiembre de 2013, Haggard y su equipo detectaron una llamarada de rayos X de Sgr A* 400 veces más brillante que su estado de reposo habitual. Esta “megallamarada” era casi tres veces más brillante que la anterior llamarada más brillante de rayos X de Sgr A* a principios de 2012. Posteriormente, el Chandra observó otra llamarada enorme de rayos X 200 veces más brillante de lo habitual, el 20 de octubre, 2014.

Los astrónomos estiman que G2 estuvo más cerca del agujero negro en la primavera de 2014, a 15 mil millones de kilómetros. El estallido que el Chandra observó en septiembre de 2013 fue aproximadamente cien veces más cerca del agujero negro, lo que hace el evento poco probablemente relacionado con G2.

Los investigadores tienen dos teorías principales sobre lo que causó que Sgr A * estallase de esta forma extrema. La primera es que un asteroide se acercó demasiado al agujero negro supermasivo y fue destrozado por la gravedad. Los escombros de tal interrupción se pusieron muy calientes y produjeron rayos X antes de desaparecer para siempre a través de un punto de no retorno, o el horizonte de eventos del agujero negro.

“Si un asteroide fue destrozado, viajaría alrededor del agujero negro durante un par de horas – como el agua que gira un desagüe abierto – antes de caer en él”, dijo el coautor Fred Baganoff del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge, Massachusetts.

Una segunda teoría es que las líneas del campo magnético en el gas que fluye hacia Sgr A* podrían haberse estrechado y “enredado”. Estas líneas de campo ocasionalmente pueden reconfigurarse y producir una explosión brillante de rayos X. Estos tipos de erupciones magnéticas se ven en el sol, y las llamaradas de Sgr A* tienen patrones similares de intensidad.

“La conclusión es que el jurado aún está deliberando sobre lo que está causando estos llamaradas gigantes de Sgr A*,” dijo el co-autor Gabriele Ponti, del Instituto Max Planck para Astrofísica en Garching, Alemania. “Este tipo de eventos raros y extremos nos dan la oportunidad única de utilizar un simple gota de materia que cae para entender la física de uno de los objetos más extraños en nuestra galaxia.”

Además de las llamaradas gigantes, la campaña de observación de G2 con el Chandra también ha recogido más datos sobre un magnetar: una estrella de neutrones con un campo magnético fuerte, situado cerca de Sgr  *. Este magnetar está experimentando un largo estallido de rayos X, y los datos del Chandra están permitiendo a los astrónomos comprender mejor este objeto inusual.

Fuente: Nasa en español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s