CEFEIDAS, ESTRELLAS VARIABLES.

El nombre de esta clase de estrellas variables procede de la constelación de Cefeo, porque en esa zona celeste se encuentra la estrella delta Cefei que sirve de prototipo para esta categoría.

Hay dos tipos de estrellas cefeidas: las cefeidas clásicas, que son estrellas muy jóvenes y masivas y se encuentran en zonas de formación estelar como son los brazos espirales de las galaxias;y las cefeidas más viejas y se encuentran en el núcleo y el halo de las galaxias, principalmente en los cúmulos globulares. Estos dos tipos de cefeidas poseen una relación periodo-luminosidad y una curva de luz diferentes entre sí.

Las cefeidas son como un reloj perfectamente ajustado. Delta de Cefei pasa de la magnitud 3,9 a la 5,1 en un periodo de 5 días y 9 horas. Y además oscilan con un periodo tanto más largo cuanto mayor es su magnitud absoluta, esta relación estricta período-luminosidad ha rendido incalculables servicios a la medición de distancias estelares, tanto dentro de nuestro Universo galáctico, como respecto de las galaxias más cercanas.

Nubes de magallanes
Gran Nube de Magallanes y Pequeña Nube de Magallanes. (©Copyright AlltheSky.com).

Hoy se conocen millares de cefeidas, que tienen todas un comportamiento similar, aunque varíen los rangos de magnitud y los periodos. Las más rápidas oscilan en un par de días y las más lentas en cosa de un mes. Al mismo tiempo que la luminosidad, varía ligeramente en el espectro: durante el máximo las cefeidas son de un amarillo brillante, y en el mínimo casi anaranjadas. La cualidad de cefeidas es propia de estrellas gigantes amarillas, muy luminosas, que se encuentran en un momento muy determinado de su evolución; no hay cefeidas azules, blancas o rojas.

 

Conocido el periodo con que oscila una cefeida, es posible conocer su luminosidad real, esto es, su magnitud absoluta. Su magnitud visual puede medirse con un simple fotómetro. Y conocidas la magnitud visual y la magnitud absoluta de una estrella puede calcularse la distancia a que se encuentra.

Gracias a esta inesperada sorpresa, el hombre ha encontrado un método de medida que nos permite calcular distancias a lejanías hasta entonces insospechadas. Mientras tengamos cefeidas a la vista, el método des perfectamente válido.

Andromeda
Galaxia Andromeda

Así, mis Leavitt pudo saber que las Nubes de Magallanes se encuentra a doscientos mil años-luz de distancia; más tarde se descubrieron cefeidas en la galaxia de Andromeda, y gracias a esto fue posible saber que dista más de dos millones de años-luz de nosotros; luego se encontraron cefeidas en la galaxia del Triangulo, y así sucesivamente. La galaxia más lejana que han podido detectarse cefeidas es NGC 2403, que resulta encontrarse a 8 millones de años-luz.

 

Fuentes: Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial “Esteban Terradas” y Astronómia. Autor Jose Luis Comellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s