Archivo de la categoría: nebulosas

Nebulosa planetaria K4-37

Rebobinando la evolución estelar: los últimos 400.000 años de pérdida de masa de una estrella

El estudio de K4-37, una nebulosa planetaria que nunca se había estudiado en detalle, permite trazar la historia desde sus últimas fases hasta su fin como estrella. La investigación emplea datos del Observatorio de Calar Alto y del de San Pedro Mártir (México)

Las nebulosas planetarias constituyen la última fase en la evolución de las estrellas con una masa inicial de entre 0,8 y 8 masas solares, y aparecen como una estrella central compacta (los restos de la estrella progenitora) rodeada de una envoltura brillante de gas en expansión, producto de la fase anterior de gigante roja durante la que la estrella expulsa sus capas externas. En unas decenas de miles de años las planetarias se dispersan en el medio interestelar y, aunque a día de hoy se conocen más de tres mil quinientas, la carencia de observaciones adecuadas de muchas de ellas impide situarlas en un contexto evolutivo general. El estudio de K4-37, una de estas planetarias aún no observadas, ha aportado nuevas pistas hacia ese contexto. Seguir leyendo Nebulosa planetaria K4-37

Nebulosa Saco de Carbón

En esta nueva imagen, captada por la cámara Wide Field Imager (instalada en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile), las manchas oscuras casi bloquean la luz de un rico campo de estrellas. Las áreas de color son pequeñas partes de una enorme nebulosa oscura conocida como Saco de Carbón, uno de los objetos más destacados de este tipo, visible a simple vista. Dentro de millones de años, trozos de esta nebulosa se prenderán, casi como su homónimo combustible fósil, con el brillo de numerosas estrellas jóvenes. Seguir leyendo Nebulosa Saco de Carbón

UNA ESTRELLA MORIBUNDA

Esta extraordinaria burbuja, que brilla como el fantasma de una estrella en la inquietante oscuridad del espacio, puede parecer sobrenatural y misteriosa, pero es un objeto astronómico familiar: una nebulosa planetaria, los restos de una estrella moribunda. Esta es la mejor imagen obtenida hasta ahora de este objeto poco conocido, ESO 378-1, captada por el VLT (Very Large Telescope) de ESO desde el norte de Chile. Seguir leyendo UNA ESTRELLA MORIBUNDA

NGC 2020 y NGC 2014: una extraña pareja Nebulosas

Esta imagen muestra dos brillantes y peculiares nubes de gas: la rojiza NGC 2014 y su vecina azulada NGC 2020. Pese a que son muy diferentes, ambas fueron esculpidas por potentes vientos estelares, procedentes de estrellas recién nacidas extremadamente calientes que también irradian el gas, provocando que brille de forma intensa. Seguir leyendo NGC 2020 y NGC 2014: una extraña pareja Nebulosas

La nebulosa de las medusas (conocido oficialmente como IC 443)

La nebulosa de las medusas, también conocido por su nombre oficial IC 443, es el remanente de una supernova que dista 5.000 años luz de la Tierra. Nueva observaciones de Chandra muestran que la explosión que creó la Nebulosa Medusa también puede haber formado un objeto peculiar situada en el extremo sur del remanente, denominado CXOU J061705.3 + 222 127, o J0617 para abreviar. El objeto es probablemente una estrella de neutrones que gira rápidamente, o púlsar. Seguir leyendo La nebulosa de las medusas (conocido oficialmente como IC 443)

Delta Orionis en el cinturón de Orión

Una de las constelaciones más reconocibles en el cielo es Orión, el cazador. Entre las características más conocidas de Orión es el “cinturón”, que consta de tres estrellas brillantes en una línea, cada uno de los cuales se pueden ver sin telescopio.

La estrella más occidental en el cinturón de Orión se conoce oficialmente como Delta Orionis. (Puesto que se ha observado durante siglos por los observadores del cielo de todo el mundo, sino que también va por muchos otros nombres en varias culturas, como “Mintaka”). Los astrónomos modernos saben que Delta Orionis no es simplemente una sola estrella, sino que es un sistema estelar múltiple complejo. Seguir leyendo Delta Orionis en el cinturón de Orión

La «materia perdida» del Big Bang

grandes cantidades de materia que aún no había sido detectada por los telescopios, ni siquiera por el Hubble …

No se trata de materia oscura ni de antimateria, sino de materia convencional, la misma de la que están hechas las estrellas y las galaxias, pero que permanecía oculta a la vista de los astrónomos.

La semana pasada, un grupo internacional de investigadores, entre ellos varios españoles, consiguió detectar una parte considerable de la «materia perdida» del Big Bang. No se trata de materia oscura ni de antimateria, sino de materia convencional, la misma de la que están hechas las las estrellas y galaxias, pero que permanecía oculta a la vista de los astrónomos.
Se considera que el 4,5% del universo está compuesto de materia ordinaria, que es la que la que forma planetas, estrellas, galaxias y todo lo que es posible detectar a través de los más potentes telescopios.
Sin embargo, hasta ahora la mayor parte de ese 4,5% de materia ordinaria, o visible, aún no ha sido detectada por el ser humano. Y es ahí, precisamente, donde incide un trabajo que ha sido liderado por científicos del Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón, en Teruel, y que se publicó en «Physical Review Letters».